martes, 25 de noviembre de 2008

la Vieja Habana

Existe un sinfín de cosas que hubiera deseado hacer. Hubiese querido, por ejemplo, estar en una multitud -- New York 1957 -- y ver pasar a Norma Jean, sonriendo desde un descapotable y al igual que otros cientos gritarle: "te amo". Hubiese querido estar en Boston en 1967, ebrio de blues, y recoger cada pedado de corazón que la Joplin lanzara desde el escenario. Quisiera haber estado en Memphis 1968 y detener la bala racista que ultimó al rey de los pastores. Pero estoy en La Habana, 2008, y sólo me cabe morder la mano que trata de amordazarme, solo me queda pensar en aquellos dias donde se oculta el arlekin, bajo la triste sensacion que provoca el verla pasar de lejos, Hubiese querido, ser esa inteligencia de arte con bigotes, ese corazon de dali, Hubiese querido ser tinta para aquellos poemas de eterno arte que provoca nuestro maestro Mario, Hubiese querido ser la guerra que libraste mi querido Che, esa Argentina que dejaste y esa Cuba que fue a tu lado, Hubiese querido ser tantas cosas, que solo puedo conformarme con este bello mar que a mi lado esta y susurra y planea por mi, el porvenir de un artista cubano.

Raul (Febrero 2008)

0 comentarios: