lunes, 2 de febrero de 2009

Sin Titulo

En la lenta cadencia de la brisa, sin analizar el paisaje, navegamos como gaviotas
sin entender lo que nos sostiene, cruzamos horizontes, hacia donde el instinto acompaña.
Será el viento que saluda de lado, será el fresco mar salado, será un milagro de la vida
será solo tu compañía,pero nunca tuve más necesidad de perderme a tu lado.CP

2 comentarios:

Barbara dijo...

Somos gaviotas, nos llevan por la incertidumbre, creo que eres alguien con demasiada poesia, gaviota o no, sabes siempre como volar

Idea Q. dijo...

Perderse en ojos y vuelos ajenos aunque compañeros. Confianza innata, paz turbia. Asi es la andanza adecuada, el camino que sentimos correcto... el destino que nos fijamos y vislumbramos.