jueves, 11 de febrero de 2010

Soy

Soy el que sabe que no es menos vano que el vano observador, que en el espejo de silencio y cristal sigue el reflejo o el cuerpo (da lo mismo) del hermano. Soy, el que sabe que no hay otra venganza que el olvido ni otro perdón. Un dios ha concedido al odio humano esta curiosa llave. Soy el que pese a tan ilustres modos de errar, no ha descifrado el laberinto singular y plural, arduo y distinto, del tiempo, que es uno y es de todos. Soy el que es nadie, el que no fue una espada en la guerra. Soy el pequeño que juega! que sueña y llora, Soy quiza un pedazo de anemona, Soy brujo, complice de la lluvia, Soy eco, olvido, nada, Soy quiza el miedo postergado, integrado de poemas para mi, Soy la esperanza de mi colgada del filo de mis dedos, Soy un pequeño gran de arroz cosechado con manos hermanas, Soy... Me encuentro distante de mi por la cosecha mal cosechada de racismo, ahora viajero, mañana nomada, tratando de hallar la morada perfecta, Soy sin miedo...para ti....como cerrajero de tus grandes candados... y si bien no todo cofre trae tesoros...Haria mal no pretender ser pirata... A final de cuentas el unico mapa cierto es el tuyo...!! Soy...para ti...

2 comentarios:

Idea Q. dijo...

Ser a flor de piel siempre, con ojos claro y enteros. Inhalar con sinceridad y certeza del paso dado y la mano amada. Eres mas que todo!

TuliPaN dijo...

Pero tal vez nunca descifremos los laberintos..