viernes, 8 de abril de 2011

Carne Fantasma

Y si bien hablamos un poco de buen provenir, hablamos del verbo cundir como pieza, como herramienta de construccion, vuelvo a escribir ya despues de un buen tiempo, donde el temor de los grandes efectos del cerebelo, del miocardio, donde el efecto pulmonar exploro cada instante y ragso. Pasa el tiempo, ahora el miedo de la fragilidad de mi cuerpo, hace un fatalismo a mis ideas, hoy te soñe con elementos de otro sueño, hoy vuelvo a soñar con el temblor de mis palabras sobre paginas amarillas, quiza empiezo a recordarme, por cada acento que escribo, vuelvo a presisar de tu gran impulso de mi. Si no logro dormir me traslado a las bovedas desiertas de esta ciudad y me acostumbro a beber el agua que se filtra sin ser vista, me apasiono del ser peregrino de tus polos atomicos, de conocer perfectamente en el mapa de tu cuerpo que me depara un este filosofico, un oeste mas acorde, un norte lleno de ilusiones y mar de lenguaje, que diria del buen sur, como polo magenetico de mis energias y el centro....!!! "cada vez mas amable y calido". justo al momento de escribirte se llena mi cabeza con tantos recuerdos, hoy me pesa tu sonrisa y la rapidez de los pasillos de una terminal, de tu cicatriz en tan bella mejilla. Desgastado quede ayer de esa tormenta en mi cama, le preguntaba a la noche, a los verbos de mi cama, a el vapor de los sudores presentes en esta casa, que me dio ganas de tirar un poco de tinta de mis ojos y escribir con la misma potencia en la que pienso en ti, en lo feliz que puedo ser y que soy, le pregunte a los amores extraños que pasan por la ventana, a los interminables gritos de esta gran calle, al final del cuestionamiento.... entiendo!! que amo las líneas nebulosas de tu cara, tu voz que no recuerdo ,tu racimo de aromas postergados, amo tus pasos que a nadie te conducen y el sótano que pueblas con mi ausencia. amo entrañablemente tu carne de fantasma.