lunes, 5 de noviembre de 2012

De Poeta a Poeta


El sobrio color de los trazos, las paginas rigidas de un libro a medio leer, un mueble enmudecido por no cargar con el peso ajeno, las botellas amistadas a las esquinas....en conclusión el némesis de la interacción.

De poeta a poeta te escribo como fiel plegaria a la tesis, a la ortografía, a esa interacción que se da cuando tus pupilas poseen cierta compresión de mi; De mi, como gran combatiente de la negativa de lectura.

Te escribo porque he vuelto a escribir después de una larga jornada obscura, desmotivante, con carencia mas de sustancia, porque en este viaje he perdido muchas cosas. Recién empiezo a recordar lo bello de escribir, de equivocarse y de revolcarse con las palabras.

De poeta a poeta te cobijo con pequeñas y grandes frases, de poeta a poeta confieso que la lagrimas no entintaron, mas secaron las ganas, te hablo de mi cruel agonía, de mi constante limitación creativa, momento de crisis, pero momento de reparar... momento para decir que también te he leído, pero no en términos convencionales, te he leído tras el zenit, tras la vuelta a casa, tras la imágenes reconocibles de caminos de trabajo, te he leído y comprendido a través de los últimos grandes errores, te he leído en tatuajes hindúes, te he leído en tanta música, te he leído a través de la risa de los participantes y amigos de mi vida. Sigo presente de la corte poética, sigo presente y no me olvido de ti, y debo decirte que sos un gran poeta que ha sido apartado... Hoy te recupero y recupero, vuelvo con mas presencia, con mayor vigor, hoy no quiero dejar de decirte gracias por escribir, gracias por darme respuestas precisas, de poeta a poeta sigo admirando siempre tu magnifica esencia...